miércoles, 2 de febrero de 2011

C

Una vez mi madre psicóloga (que no ejerció porque no quiso) (una de las semejanzas que tengo con mi amiga C) me dijo: "Aunque tengas un psicólogo, aunque te trates, lo que sea, los mejores psicólogos son los amigos, por mas que te conozcan y todo, ellos son los mejores".

Hoy entre en crisis. Una crisis anunciada. Escrita en mi diario de vez en cuando. Planteada. Hasta incluso asumida y olvidada. Pero todo vuelve.
Se que estas cosas me pasan porque me lo busco.
Entonces en medio de la crisis, enfurecida, agarro mi libreta nueva y escribí otra vez.
Busque a mi amiga y le pregunte porque me pasaba esto.
Y mi amiga fue clara. Me hablo tranquilamente. Como si yo estuviera en un diván y ella me hablaba. Me dio sus respuestas. Sus puntos de vista. Pero sobre todo me dijo la formula mágica a esta situación: La calma.
Respire hondo y me calme.
Me acorde de la frase de mamá y note que tenia razón.
Ahora la crisis va aflojando y le hago caso al consultarlo con la almohada.

[Eso si, en nuestra próxima salida, sale cena en forma de pago ;-) ]

2 comentarios:

  1. Conste que mamá si ejerció.
    Te quiero, amiga.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Si si, lo se, era lo de las carreras la semejanza :P

    besos

    ResponderEliminar

Podes decir lo que quieras!